Buscando el lado positivo

Imagen1Hace unos días, buscando estrategias y recursos para trabajar con mis alumnos  la importancia de la colaboración en el grupo – clase, el valor e individualidad de cada uno de nosotros y la idea de que juntos somos más fuertes… encontré esta historia que me hizo pensar y que hoy me gustaría compartir con vosotros.

“Dicen que una vez hubo una extraña asamblea en la carpintería. Fue una reunión de todas las herramientas… para arreglar sus diferencias.

El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? Hacía demasiado ruido! Y, además, se pasaba el tiempo golpeando. El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.

Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.

Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.

carpinteria

En esto entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un mueble la mar de bonito.

Cuando el taller quedó otra vez solo, la asamblea reanudó la deliberación. Fue entonces cuando la sierra tomó la palabra y dijo: “Señores, señoras: ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero también ha quedado claro que el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Esto es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos débiles y concentrémonos en la utilidad de lo mejor de cada uno”.

La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y perfilar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto. Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos. ”

Nos pasa lo mismo a los seres humanos. Cuando en un grupo buscamos los defectos de los demás, el ambiente se vuelve tenso y negativo, en cambio, si buscamos con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los que nos rodean, es cuando florecen los mejores logros humanos .

Es fácil encontrar defectos, cualquiera puede hacerlo, pero encontrar cualidades, eso requiere cultivar lo mejor de nuestros espíritus a través del esfuerzo diario.

Ojalá nos sirva para la reflexión. Padres y maestros debemos trabajar juntos para que nuestros niños vean en nosotros estas actitudes positivas que buscan sumar, ayudar y no dividir y alejar.

Sólo nos lo debemos proponer. A pesar del empeño de la mayoría de los medios de comunicación, que se esfuerzan en enseñarnos cada día la parte más negativa de las personas, los engaños, los insultos, la falta de respeto… nosotros tenemos que compensar con una actitud positiva ante la vida, que nuestros niños perciban en nuestro día a día, en nuestra manera de hacer la delicadeza del trato con las personas que nos rodean, el afecto y el compromiso para mejorar una poco el mundo en el que vivimos.

No quería terminar sin dar las gracias a mis alumnos y a mis compañeras, por todo lo que compartimos, por todo lo que  aprendemos, por todo lo que crecemos. Sólo puedo decir que me siento muy afortunada. Gracias!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.