Los 3 filtros de Sócrates

“En la antigua Grecia, Socrates fue famoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos, un día un conocido se encontró con el gran filósofo y le dijo:

– Maestro ¿Sabes lo que escuché acerca de tu amigo?
– Espera un minuto – replico Socrates. Antes de decirme nada, quisiera que pasaras la prueba de los
3 filtros a lo que vas a decirme.
– Primero EL FILTRO DE LA VERDAD ¿Estas absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es
cierto?
– No, realmente sólo escuche sobre eso y…. 
– Esta bien, dijo Socrates, entonces realmente no sabes si es cierto o no.
-Ahora permite aplicar el segundo filtro, EL FILTRO DE LA BONDAD, ¿Es algo bueno lo que vas a decir
de mi amigo?
– No, por el contrarió….
– Entonces, deseas decirme algo malo sobre él, pero no estas seguro de que sea cierto…
Pero podría querer escucharlo porque queda un filtro: EL FILTRO DE LA UTILIDAD.
– ¿Me servirá de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?
– No, la verdad que no….
– Bien concluyo Socrates, si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno e incluso no es útil ¿Para que
querría saberlo?
 
Con este ejemplo, Sócrates le enseñó a su amigo que la Verdad, la Bondad y la Utilidad son
principios que todos podemos cultivar en beneficio no sólo de nuestro interior, sino
también como norma de convivencia en la sociedad en que vivimos.

infografia los 3 filtros

 

2 pensaments a “Los 3 filtros de Sócrates

  1. julian andres gonzalez

    Los tres filtros de Sócrates

    En esta reflexión nos podemos poner a prueba con nuestro comportamiento y con el entorno que nos rodea, la sociedad nos muestra las acciones de cada persona si son personas buenas o malas que puedan causar un efecto negativo juzgando a algún individuo sin justa razón, señalándolo o limitándolo con un mal comentario sin tener la certeza del error que esta cometiendo ya que somos seres humanos sensibles y nos afecta una mala actuación, relación ,o comunicación contaminada, que nos podría meter en problemas o dejarnos con el autoestima por el piso , es cuando actúa la deprecion,y cabe la posibilidad de que se cree un complejo, he aprendido a lo largo de mi vida que si todos los seres humanos tuviéramos una mente tranquila, descontaminada totalmente, que solo existiera amor por el ser humano seriamos una sociedad feliz y nunca saldrían palabras malas de nuestras bocas, solo palabras de afecto positivas que nos ayuden a ser orgullosos de nosotros mismos, pero desafortunadamente estamos en una sociedad donde la gente le falta educación amor por las personas de hay no se puede partir a crear una sociedad compacta con respeto pero también existe la posibilidad si nos educamos y tenemos metas de cambiar el mundo empezando por nuestras acciones.

    Respon

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.