Educar es comunicar con humor

“Estamos tan presionados y angustiados que olvidamos la misión de divertirnos educando”

los padres supermotivados tenemos a veces ciertos complejos o angustias fruto de saber tanto y olvidamos esa misión más simple que es espabilar, controlar y divertirnos”

Son reflexiones de Carles Capdevila en la brillante y divertida ponencia que el periodista y filósofo compartió en Gestionando Hijos Barcelona.

Aquí os dejo el vídeo para que lo disfruteis.

Desarrollando la creatividad con Story Cubs

¿Conoceis Story Cubs?

Es un genial y sencillo juego de 9 dados para crear historias.

Cada dado tiene una imagen diferente en cada una de sus caras y el juego es tan simple como tirar los dados e inventar una historia con las 9 imágenes que han salido.

Las reglas las pones tú. Puedes optar por que cada participante tire los 9 dados e invente una  historia con ellos, que el primer jugador tire dos dados e invente el inicio de una historia con las dos  imágenes que le han salido y el siguiente jugador la continúe con las dos imágenes que le han salido a él… ¡¡¡Puedes ingeniarte las partidas como quieras!!!

foto extraída de internet

foto extraída de internet

9 dados por seis caras cada uno: 54 imágenes para crear.

Te pueden salir más de 10 millones de combinaciones, así que imagínate si puedes crear historias. Lo que más me gusta del juego es que nadie gana o pierde, el objetivo del juego es divertirse inventando historias y desarrollando nuestra creatividad e imaginación.

Prepárate a reir, porque las historias que inventamos cuando no nos ponemos límites son muy divertidas. Lo vas a pasar bien seguro.

Te animo a jugar en clase con los niños. !Diversión asegurada!

 

César Bona: La nueva educación

César Bona (Ainzón, Zaragoza, 1972) es el único español que ha figurado en la lista de 50 finalistas del Global Teacher Prize, un galardón internacional que reconoce la labor del profesorado y al que presentaron su candidatura más de 5.000 aspirantes de 127 países.

César Bona (Ainzón, Zaragoza, 1972) es el único español que ha figurado en la lista de 50 finalistas del Global Teacher Prize, un galardón internacional que reconoce la labor del profesorado y al que presentaron su candidatura más de 5.000 aspirantes de 127 países.

Nos presenta otra forma de educar basada en la empatía, la escucha, la sensibilidad, la resiliencia, la creatividad, la curiosidad, que pone al alumno en el centro del aprendizaje. Una manera de enseñar basada en su capacidad para conectar con los alumnos y detectar lo que les falta y qué puede motivarles.

Bona es el maestro que todos hubiéramos querido tener o al que nos gustaría parecernos.

La nueva educación es el testimonio sincero y valioso de un maestro de hoy. “Cada niño es un universo. Todos los niños son extraordinarios y no basta con llenarles la cabeza de datos, sino que hay que facilitarles herramientas como conocimiento, empatía, sensibilidad y resiliencia para que puedan salir fortalecidos de las situaciones adversas. Deben saber que si se proponen algo y luchan por ello, pueden conseguirlo, y que de ellos depende que el mundo sea un lugar mejor.”

 

Os dejo una charla de TED en la que César Bona explica sus experiencias. ¡No os la perdáis!

Los nuevos retos de la educación

 

Iniciemos el curso con sentido del humor

El humor es un buen compañero de vida y un aliado indispensable en la educación, porque mejora el clima escolar y estimula el desarrollo cognitivo de los alumnos. Es altamente recomendable aplicar cierta dosis de humor en las aulas.
La risa y el buen humor es la mejor y más barata de las medicinas para desestresarnos de la vida y sus problemas. En los niños es fácil escuchar la risa y, por eso, se muestran más felices. Sin embargo, A pesar de todas las consecuencias positivas que tiene para el ser humano, según avanzamos en edad vamos perdiendo esta capacidad y nos cuesta más reirnos porque la sociedad, la situación laboral y otros problemas no acompañan en esta labor.
Mientras que un niño es capaz de reírse hasta 400 veces al día, el adulto más alegre no supera las cien, y la media se encuentra entre 20 y 30 ocasiones diarias.

Beneficios de la risa:

                                                       (Foto extraída de internet)

¿Quieres reirte?

¡Que tengas un buen día!

La cultura del error

“Si no estás preparado para equivocarte, nunca darás con nada original ni que merezca la pena”.

                                                                          Ken_Robinson                                       (Foto extraída de internet)           Ken Robinson.
Pero, ¿qué es el error? Normalmente solemos considera el error como una equivocación, un desacierto, aquello que no nos lleva a conseguir lo que deseamos e inmediatamente lo consideramos un fracaso, y como uno de nuestros mayores miedos es el miedo a fracasar, intentamos evitarlo, y la mejor manera de no fracasar es no cometer errores y para eso es necesario NO actuar.
Si Thomas Edison, el inventor de la bombilla, hubiera tenido esta concepción del error, hoy estaríamos leyendo este artículo con una vela. En cambio se decía:
Megafounder-No-he-fracasado.-Solo-he-encontrado-10000-formas-que-no-funcionan
                                             (foto extraída de internet)

Edison se planteaba cada intento como un pequeño paso hacia delante.

Creo que desde la escuela deberíamos cambiar la perspectiva, la propuesta es considerar el error como parte del aprendizaje, un proceso en el que la práctica y el error se suceden de forma natural y lógica.

Es muy frecuente que penalicemos las equivocaciones de los niños en la escuela, vemos los fallos como algo que hay que tachar, señalar en rojo…

Si consideramos el error como parte del proceso de aprendizaje, los niños deben poder equivocarse las veces que sean necesarias para entender y aprender lo que están trabajando. Ese es el verdadero aprendizaje significativo.

De este modo, permitiremos que los alumnos no tengan miedo ni a equivocarse ni a intervenir y participar en el aula. Podemos premiar las intervenciones que los alumnos aportan, en lugar de evaluar únicamente si su aportación es correcta o incorrecta.

Les hemos de transmitir que de los errores se aprende y tenemos que premiar sus ganas de participar y de intentarlo para potenciar su seguridad, que es lo que han venido a hacer en el colegio. Premiando las intervenciones, conseguiremos que nuestras clases sean más participativas. La penalización del error tiene un efecto contraproducente, pues enseña a detectar el error, sí, pero en detrimento de la autoconfianza, la autoestima y el impulso de experimentar.

En lugar de castigar el error, premiaremos el acierto. Hay una gran diferencia entre:

Castigar el error: Tienes cuatro errores, Sólo has acertado dos de las cinco preguntas del examen.

Premiar los aciertos: Has conseguido tres aciertos. Si te esfuerzas un poco más seguro que conseguirás aumentar el número de respuestas acertadas.

Premiar los aciertos promueve que los alumnos quieran aumentarlos, por lo que es una manera de motivarlos a seguir avanzando. Castigar el error produce frustración y desmotivación.

La escuela del siglo XXI debería contemplar que el error es una oportunidad para aprender, que no debe ser penalizado. Los profesores no queremos frustrar al alumno señalando sus errores, queremos motivarle para  que mejore, para que llegue al acierto.

En el aula, cuando un alumno no sabe la respuesta a una pregunta, podemos dejar que el alumno pida ayuda a un compañero  y permitimos que compartan el error. Posteriormente premiamos a ambos por haber llegado juntos a esa respuesta correcta.

No permitamos dañar la autoestima de nuestros alumnos por el simple hecho de equivocarse. Todos, lo hacemos cada día. Equivocarse, es parte de la vida y por supuesto es parte del proceso de aprendizaje. Nadie nace sabiendo.

El miedo al error es la principal barrera para progresar y desarrollarse

 

19 sugerencias de María Montessori para educar a los niños

María Montessori redactó 19 breves “mandamientos-sugerencias” para los padres de familia, también aplicables a la escuela.  Son sencillos, pero en cada uno de ellos hay gran sabiduría

maria montessori

foto extraída de internet

  1. Los niños aprenden de lo que les rodea.
  2. Si criticas mucho a un niño, él aprenderá a juzgar
  3. Si elogias con regularidad al niño, él aprenderá a valorar.
  4. Si se le muestra hostilidad al niño, él aprenderá a pelear.
  5. Si se es justo con el niño, el aprenderá a ser justo.
  6. Si se ridiculiza al niño con frecuencia, él será una persona tímida.
  7. Si el niño crece sintiéndose seguro, aprenderá a confiar en los demás.
  8. Si se denigra al niño con frecuencia, se desarrollará en él un malsano sentimiento de culpa
  9. Si las ideas del niño son aceptadas con regularidad, él aprenderá a sentirse bien consigo mismo.
  10. Si se es condescendiente con el niño, él aprenderá a ser paciente
  11. Si se alienta al niño en lo que hace, ganará seguridad en si mismo
  12. Si el niño vive en una atmosfera amigable y se siente necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo.
  13. No hables mal de tu niño/a, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está
  14. Concéntrate en el desarrollo de lo bueno del niño de tal manera que sencillamente no quede lugar para lo malo
  15. Escucha siempre a tu hijo y respondele cuando él se acerque a tí con una pregunta o un comentario
  16. Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Lo corregirá ahora o quizá un poco más adelante
  17. Está dispuesto a ayudar si tu niño busca algo, pero tambien está dispuesto a pasar desapercibido si él mismo ya ha encontrado lo que buscaba
  18. Ayuda al niño a asimiliar lo que antes no había podido asimilar. Haz eso llenando el mundo que lo rodea de cuidado, discreción, oportuno silencio y amor.
  19. Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera. Dale lo mejor que hay en tí.

¡Gran maestra!

Un derrame de iluminación

Hemos oido muchas teorías y afirmaciones científicas acerca de las diferentes características de los dos hemisferios cerebrales y como aprendemos y  percibimos a través de ellos.

Sin embargo, hasta ahora nadie había experimentado un ataque cerebral, vivido con sólo un hemisferio cerebral funcionando y sobrevivido para contarlo y escribirlo.
Eso fue exactamente lo que le sucedió a la neuroanatomista estadounidense, la Dra. JILL BOLTE TAYLOR quien sufrió un derrame cerebral masivo en su hemisferio izquierdo a los 37 años de edad y por un tiempo vivió y percibió la realidad solo a través de su hemisferio derecho.
La experiencia fue tan extraordinaria y reveladora que la llevó a desarrollar una carrera como autora y conferencista sobre el tema.

 

Dra. JILL BOLTE TAYLOR

Dra. JILL BOLTE TAYLOR

En esta fascinante  conferencia explica las diferencias entre los hemisferios del cerebro humano y nos invita a percibir al mundo de una manera diferente.

¿Tienes  20 minutos?  Vale la pena!